Un paseo por Segovia

Hoy vamos a pasarnos por Segovia, una ciudad muy cerca de Madrid Pero no vamos a hablar de sus murallas ni de su catedral, terminada en 1768, ni de cómo se derribaron cien casas y un convento para su construcción

Tampoco vamos a hablar del Alcázar construido alrededor del siglo XII, en plena Edad Media y declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1985 No vamos a hablar de la Sierra de Guadarrama, ni de las calles de Segovia, ni de sus restaurantes ni tampoco del Palacio Real de la Granja de San Ildefonso del siglo XVIII, ni de los tapices que allí podemos encontrar, ni de sus jardines y fuentes aunque aquello de lo que sí vamos a hablar está muy relacionado con el agua

Quizás ya lo hayas acertado Hoy vamos a visitar el Acueducto de Segovia Esta construcción romana data del siglo II d C Aunque el segmento más conocido es la parte elevada, la arcada que pasa entre la Plaza del Azoguejo y la Plaza de la Artillería, en realidad el acueducto empieza en la Sierra de Guadarrama y tiene 15 kilómetros de longitud con partes en tierra y soterradas El tramo más conocido tiene 28 metros de altura El acueducto completo cuenta con 167 arcos y tiene capacidad para un caudal máximo de entre 20 y 30 litros de agua por segundo Algo bastante curioso es que los bloques de piedra no están unidos entre sí por argamasa, ni por ningún otro tipo de cemento, sino que se mantienen en su sitio gracias a un equilibrio de fuerzas de empuje entre los bloques de piedra Desde 1985 el acueducto de Segovia forma parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO

Desde 1992 el tráfico entre sus arcos está prohibido Desafortunadamente, la contaminación atmosférica sigue erosionando el granito de este monumento, que ya cuenta con dos mil años de historia