El Acueducto de Segovia, monumento patrimonio nacional desde 1985

La Unesco y Segovia se unieron en 1985 cuando fue incluida en la lista de las ciudades Patrimonio de la Humanidad.

Esta maravilla arquitectónica se construyó entre los Siglos I y II d.C. por los romanos, aunque no se conoce perfectamente la época exacta de construcción hay historiadores que lo datan en los primeros años del Siglo I.

El Acueducto de Segovia, diseño y utilidad

El acueducto de Segovia se ideó, diseño y se construyó con la idea de poder transportar el agua para poder abastecer a la población romana que durante aquellos años estaba asentada en Segovia. El acueducto de Segovia estaba diseñado para transportar el agua que emana desde el manantial de Fuenfría, manantial que se encuentra a 17 kilómetros de la ciudad de Segovia en la sierra de Guadarrama. En los primeros documentos que han llegado hasta hoy y hablan del acueducto de Segovia llama la atención de que cuando se diseño dicho acueducto y antes de comenzar la construcción se utilizó para hacer propaganda política, y así conseguir que las obras del acueducto de Segovia fuesen subvencionadas por los principales personajes que durante la época figuraban en los principales puestos de la política central.

En la parte más alta del acueducto de Segovia, a su paso por la paz de Azoguejo, además de ser la zona que mejor conservada se encuentra y la más conocida por la multitud de turistas que pasan por la ciudad de Segovia, antiguamente era un valle fluvial. Los pilares del acueducto de Segovia servían para salvar dicho valle. La erosión que durante años actuó sobre los pilares del acueducto de Segovia (de hormigón hodraúlico) fueron sustituidos por pilares de granito a finales del siglo XV.

La toma de agua del acueducto de Segovia

El acueducto de segovia tiene situada la toma de agua en la zona conocida como el pago de “El Pinar”, en la parte alta del curso del río Frío, conocido en esta zona  como el río Acebeda debido a la cantidad de acebo que existe en ese paraje.

Esta toma está preparada para que el acueducto de segovia derive un caudal máximo de 50 litros de agua por segundo.

La conducción de agua por el acueducto de Segovia

La conducción de agua por el acueducto de Segovia centraba de un tramo de 2.224,70 metros de logintud y un diámetro de 50 cm y otro traso de 9.207,60 metros de longitud con un diámetro de 40 cm. El acueducto de Segovia consta de 110 arquetas, estas se usan para marcar los vértices de su trazado.

Una vez que el agua a realizado este trayecto sale al descubierto para descolgarse por esta última parte del acueducto de segovia de 74,68 metros en 553 metros, lo que aplica una grandísima velocidad a el agua.

Datos de importancia del acueducto de Segovia

El acueducto de Segovia tiene una longitud total de 14.965 metros, sobre los cuales el agua transcurría por 14.007 metros. La altura del acueducto de Segovia es de 28,10 metros en su parte mas alta. Se calcula que el acueducto de Segovia esta construido con alercedor 20.400 sillares de granito. Tiene 120 pilares, 43 arcos en su parte superior y 123 arcos es la parte superior. Estos datos hacen que el acueducto de segovia sea una maravilla arquitectónica.

Técnicas utilizadas para la construcción del acueducto de Segovia

En la construcción del acueducto de Segovia llama la atención un detalle… está construido piedra sobre piedra sin el uso de ningún tipo de cemento ni agramasa, para elevar las piedras se cree que se utilizan una tenazas que se situaban en unos agujeros que en cada uno de los sillares tenían hechos en sus lados opuestos.

Para conseguir dar las pendientes correctas a cada tramo se usaban unos troncos de madera a los que se les practicaba una acanaladura, para así conseguir la medición correcta sobre los grados de inclinación que en cada tramo debía de tener el acueducto de Segovia.

El material que e utilizó para la construcción del acueducto de Segovia fue el granito porque era el material que más fácilmente labrar en esa época con las herramientas e instrumentos que tenían.

Reconstrucciones llevadas a cabo en el acueducto de Segovia

Destacamos que durante los siglos XII y XIII hubo una deconstrucción, se retiraron piedras del acueducto de Segovia que se usaron para la cimentación de los nuevos edificios, lo que provocó la destrucción de algunos restos.

La primera restauración del acueducto de Segovia se realizó en tiempos regidos por los Reyes Católicos, se reconstruyeron 36 arcos respetando completamente la obra original.

En el siglo XVI se instalaron el los nichos centrales del acueducto de Segovia estatuas de la Virgen de la Fuencisla y de San Esteban, sustituyendo a los dioses romanos paganos que hasta entonces había allí instalados.

EL canal superior del acueducto de Segovia, actualmente cerrado de forma lateral con mampostería, no es resultado de la obra original, el original estaba en la parte inferior.

Los sillares cilíndricos que formaban un obelisco donde hay grabado un pergamino que es sostenido por dos brazos el los que está representado de forma clara el acueducto de Segovia se encontraron en la ermita de San Matías en el camino de Santa Cruz, se cree que fueron llevados allí en el año 1951

Las últimas reconstrucciones del acueducto de Segovia se basan en eliminar las filtraciones de agua que podrían deteriorarlo y de evitar que haya trozos que se desprendan y que puedan ocasionar daños al caer.

Leyenda sobre el Acueducto de Segovia

El acueducto de Segovia tiene una leyenda que cuenta que una bella y joven mujer iba todos los días con un cántaro a la parte más alta de la montaña para llenarlo de agua, una vez lo llenaba bajaba con el cántaro lleno. Un día esta bella mujer se hartó de realizar ese trayecto, entonces pidió a un malvado demonio un medio que evitara tan ardua tarea. Entonces el demonio se apareció en la noche a la joven y le dijo que si construía un acueducto y este quedaba terminado antes del canto del gallo, la joven debía de entregarle su alma. La joven nerviosa acudió a ver al demonio en su tarea… viendo la velocidad con la que el acueducto de Segovia se llevaba a cabo se arrepintió de su trato e intento romperlo… a lo que el demonio se negó… Cuando tan sólo faltaban unos segundos y tan sólo una piedra por instalar el gallo cantó, la joven se libro de pagar su deuda. Se cuenta que el hueco de esa piedra que falta es donde hoy en día está instalada la Virgen de Fuencisla.